Anita's Devotions

 

Lo que Debes Hacer al Temblar

Me siento honrada por el valor que han demostrado mis hijos paternales y espirituales. Me han superado con sus sueños y con su visión de cómo podemos cambiar al mundo. Siento su resolución a pesar de su inquietud. Mi hijo mayor me dijo: “Madre, he visto cómo tenías miedo, pero continuaste de todos modos”. Cuando reflexiono sobre por qué seguí adelante, no fue porque no tenía miedo. Por el contrario, mi estómago se contraía continuamente y hubo días en que casi no podía respirar.

 

Dios me recordó que el apóstol Pablo se mantenía temblando. Entonces la valentía no es una vida sin miedo, es lo que debes hacer mientras tiemblas. Utilizo las palabras “deber” porque así es como se siente la vida cuando te obligan a hacer lo que debes hacer. No puedes sustituir tu propósito o convencerte a ti misma de que no sea tuyo. La visión que Dios compartió contigo se convierte en parte de ti. Lo vives y lo respiras y no puedes descansar hasta que la visión se haga realidad. Solo entonces puedes exhalar y saber que has llegado un poco más cerca a lo que Dios imaginó. Entonces, cuando no estés segura si estás persiguiendo la visión de Dios, haz esta pregunta: “¿Qué tan segura estoy de lo que debo hacer a pesar de mi miedo?”

 

Cuando oro por tí, escucho una canción de victoria. Creo en tí porque creo en el poder de la Palabra de Dios en tí, cuando pones Su palabra en acción.

 

Con cariño de Anita Carman